En el sector de la construcción, las estructuras metálicas juegan un papel primordial ya que acelera los procesos de edificación, reduce costos y maximiza espacios. Por ello, cada día es más común ver edificios con bases metálicas o de acero.

El empleo de las estructuras metálicas se debe a las grandes ventajas del acero, ya que este material permite un sinfín de uniones, modificaciones y es muy versátil, por lo tanto, se puede utilizar para proyecto pequeños o gigantescos.

Sin embargo, en el sector de la construcción hay muchos tipos de estructuras metálicas, la elección dependerá del tamaño del edificio, el uso, zona de construcción y presupuesto.

Tipos de estructuras metálicas


ESTRUCTURAS ENTRAMADAS



Estructuras metálicas triangulares

Son ligeras, resistentes y económicas. Las barras forman triángulos de uniones no rígidas para evitar una posible deformación. Son perfectas para puentes y naves industriales.

Estructuras metálicas entramadas

Son las más comunes en zonas urbanas, ya que se emplea para la construcción de edificios en las ciudades. Gracias a la ligereza de este tipo de estructuras se pueden montar muchos pisos. Se componente de vigas y columnas, las cuales comparten peso.

Estructuras metálicas laminares

Este tipo de estructura se componen de láminas, las cuales están conectadas entre sí, lo cual le brinda resistencia y estabilidad. Se emplea en carrocerías y la construcción aviones.

Estructuras metálicas colgantes

Para este tipo de estructura se emplean cables unidos a cimientos o pilares. Los cables brindan estabilidad a la estructura, mientras que los cimientos se encargan de la resistencia.  Se emplean para la construcción de puentes.  

Estructuras metálicas abovedadas

Se utilizan para la construcción de bóvedas, arcos, arco techos y cúpulas, este tipo de estructura le brinda equilibrio a toda la construcción. Se debe utilizar en construcción con áreas muy espaciosas o grandes.